¿Qué sobra y qué falta en la investigación en España?

Blog Editorial CIDi+Biomed: http://cidiplus.com/blogs/blogeditorial/ 
Redacción: Ana Belén González Carballal

¿Qué sobra y qué falta en la investigación en España?

21 junio, 2012 — 6:40am | Publicado por:

Hablando de investigación y de actualidad podríamos decir que recientemente han tomado protagonismo dos noticias: según dicen, una es buena y otra es mala. La mayoría de las personas implicadas en el sector de la investigación en España apostaría a que la mala tiene como protagonista unas declaraciones de Carmen Vela en la revista Nature. La buena, más de uno comparte esta opinión, la protagoniza el ministro Luis de Guindos, quien ha anunciado la creación de un organismo muy esperado por la comunidad científica: la Agencia Estatal de Investigación.

De ésta última hablaremos próximamente, hoy queremos colocar nuestra mirada sobre las polémicas declaraciones de la Secretaria de Estado de I+D+i. En primer lugar decir que sólo en los cuentos y, por suerte sólo en algunos, los buenos son muy buenos y los malos son muy malos. En la vida real ni los buenos son tan buenos ni los malos lo son tanto. Y lo mismo pasa con las declaraciones, hay que mirarlos con lupa, y por tanto, no es recomendable etiquetar tan a la ligera como bueno o malo lo que se deja ver tras un titular.

¿Sobran investigadores?

Carmen Vela puso el grito en el cielo entre la comunidad investigadora en los últimos días tras declarar que el Gobierno “necesita cambiar el número de investigadores manteniendo y mejorando la calidad de los contratos, mientras reduce su cantidad”. Desde la Secretaría de Estado han querido aclarar que esta frase hacía referencia sólo a programas concretos para jóvenes investigadores, parece ser que se quieren dar menos ayudas pero de más calidad, esta es la clave de las polémicas declaraciones que apuntaban a la necesidad de “adelgazar el sistema de investigación en nuestro país para poder reforzarlo”.

Lo de “cortar en cantidad y no en calidad” es lo que parece no haber caído muy bien entre la comunidad científica. Pero ¿acaso no parece más productivo apostar por aquellos proyectos más competitivos, con mayor potencial de cara a obtención de resultados aplicables a la mejora del bienestar de los ciudadanos que repartir lo que comúnmente se conoce como “café para todos” sin un criterio de eficiencia bien definido?
El sector más joven de la ciencia es el que más afectado se ha sentido por estas declaraciones. En una Carta abierta a Carmen Vela por las declaraciones en Nature, la Federación de Jóvenes Investigadores (FJI) ha querido rebatir a la secretaria de estado de investigación sus palabras aludiendo a que si la situación de la Ciencia es dura es por los recortes llevados a cabo recientemente, de un 25%, muy por encima de los Presupuestos Generales del Estado y no porque sobren investigadores.

Las cuestiones a debatir parecen centrarse en dos puntos clave, se ha desviado la atención sobre dos temas: si sobran o no investigadores o si falta presupuesto. Pero quizás habría que colocar la mirada también en otros asuntos que parecen adquirir menos relevancia estos días. ¿No será que lo que sobra es burocracia, espacios construidos quien sabe por qué motivo o razón que nunca han llegado a ser utilizados o cuyo uso resulta del todo menos rentable? Por otra parte, ¿tendrá razón Vela y será que menos cantidad es más calidad si el objetivo es la excelencia? Pero no hablamos sólo de menos investigadores, hablamos también de menos espacios y mejor gestionados. ¿Será que la clave quizás esté en repensar los modelos de gestión de la investigación ahora que la crisis y sus recortes nos obligan a repensar estructuras y formas de trabajo? ¿Será que no hemos aprendido todavía la lección “crisis=oportunidad”? Hay recortes, es una realidad… ¿por qué no aprovechar esta situación para explorar otras vías de explotación de la I+D+i?

CIDi+Biomed

5 comentarios » Temas: Sin categoría