Biotecnología roja vs la roja (selección española de futbol)

Blog Editorial CIDi+Biomed: http://cidiplus.com/blogs/blogeditorial/ 
Redacción: Ana Belén González Carballal

Biotecnología roja vs la roja (selección española de fútbol)

3 julio, 2012 — 9:06am | Publicado por:

Hablamos de la roja y al 99,9% de la población española no le cabrá la menor duda de que hablamos de futbol. Pues hay que empezar a dudar, porque hay otra roja y en ella los protagonistas no son 23, son unos cuantos más… mucho menos conocidos, eso sí, pero ¿menos importantes?

De la roja, la selección española de fútbol

23 futbolistas, los mejores del país, son seleccionados por un experto para representar a España en un campeonato internacional, en este caso, europeo. Demuestran ser buenos, llegan a cuartos, pasan a semifinales y antes de llegar a la final ya han conseguido paralizar a un país sumido en una crisis agonizante.

España, que parece estar sobreviviendo con una respiración asistida llamada popularmente “rescate”, recobra de forma natural el aire que le faltaba viendo jugar a la roja. Se mezclan sentimientos tras cada partido… orgullo, patriotismo, esperanza, unión, pertenencia, competitividad, empatía… Esto y mucho más se ha puesto en juego en cada partido de la Eurocopa. Además de una buena dosis de aire fresco y lleno de optimismo, quizás algo muy cercano a lo que necesita el país para seguir respirando con alivio.

El último partido, el de la final batió records en la televisión española. Seguido por un 83,4% de la audiencia (15.481.000 de espectadores) ha dejado patente que a la gran mayoría de los españoles le interesa ver a los mejores jugadores españoles de futbol ganar y, en parte, es porque cada español hace de esta victoria de equipo una victoria personal.

Nos gusta presumir de que somos los mejores y sentimos que, como aficionados y españoles, nos merecemos una pequeña parte de esa felicidad que se reparte en torneos como este de la Eurocopa. Nos sentimos orgullosos de los jugadores y rezamos para que metan gol en la portería contraria como si se nos fuera la vida en ello. Y es que de alguna manera se nos va… Ante la portería del contrario los jugadores y los españoles que empatizan con ellos, no se juegan sólo una Eurocopa, se juegan el estado de ánimo de un país entero. Para un país como España, sumido en una depresión como la actual… ¿no supone una inyección de vida una victoria así?

De la roja, la biotecnología roja o sanitaria

Pero si hablamos de sentirnos vivos no dependemos solo de un estado de ánimo positivo, alegre, esperanzador. La parte biológica de nuestro cuerpo necesita estar acorde con nuestro ánimo y para lograrlo debemos, ante cualquier enfermedad, tener esperanza de cura. ¿Quién nos la da? También la roja pero esa otra “roja” de la que hablábamos al principio, la biotecnología roja o sanitaria. Esta otra “roja” debería contar también con toda la atención del país, sin ella, España dejaría de respirar, pero literalmente. Gracias a los avances en investigación biomédica, ante el diagnóstico de cada vez más enfermedades, podemos respirar con alivio porque hay tratamiento, hay esperanza. ¿Somos realmente conscientes de la importancia que esto tiene para el país? Nos tememos que no lo suficiente. ¿Sabría la mayoría de los españoles enumerar al 11 de la investigación biomédica en España? ¿Sabrían hacerlo los propios investigadores del sector? Si dentro del sector se sabe de la importancia de sus investigadores y de sus investigaciones… ¿por qué no se hace más por transmitir esta importancia a los ciudadanos, al país en general? ¿Es el ciudadano que no se informa o es la comunidad científica la que no se abre lo suficiente y da a conocer su trabajo? Si esto es así, ¿por qué?

Lo que ocurre en la soledad de un laboratorio tiene, muchas veces, trascendencia global en cuanto a los niveles de bienestar de un país pero también, a título personal, supone poder seguir respirando ante situaciones en las que se nos va la vida. ¿Por qué la sociedad desconoce quién está detrás de estas investigaciones? ¿Por qué los medios de comunicación y el Gobierno no se encargan de difundir este tipo de información y su valor? Incluso los educadores, colegios, institutos, universidades… ¿Por qué son mayoría los niños que de mayores quieren ser futbolistas frente a los que sueñan con ser científicos? ¿Será también una cuestión de educación? Y dentro de la comunidad investigadora, ¿será que falta espíritu de equipo y éste es imprescindible para acercarse a la sociedad?

Lo que está claro es que, en días como hoy, sobran motivos para darle las gracias a la roja, a cualquiera de ellas.

CIDi+Biomed

Bookmark y comparte

10 comentarios » Temas: Sin categoría