David Alcántara: “El sistema científico español necesita la figura del científico emprendedor”

Blog CIDi+ Entrevistas: http://cidiplus.com/blogs/entrevistas/
Redacción: Ana Belén González Carballal

David Alcántara: “El sistema científico español necesita la figura del científico emprendedor”

4 septiembre, 2012 — 5:56am | Publicado por:
  • “Los resultados negativos de las investigaciones no se publicaban en ninguna revista científica. Entonces decidí que debía crear una revista para este tipo particular de resultados.”
  • “En la investigación contra el cáncer o en el desarrollo de la quimioterapia, por poner un ejemplo, la tendencia a publicar estos resultados negativos sería fundamental, sin embargo se omiten muchos de estos datos a la comunidad científica provocando una investigación ineficaz.”

David Alcántara, investigador Marie Curie en el Instituto de Nanociencia de Aragón e investigador invitado en el Centro Andaluz de Nanomedicina y Biotecnologia (Bionand), en la entrega de premios de la Fundación Félix Delgado Bocos.

Si de divulgar se trata, la palabra éxitos es la que suele ir acompañando a este verbo, sin embargo, por todos es sabido, y más en tiempos de crisis, que de los fracasos, en ocasiones, también se aprende, y mucho. David Alcántara lo tuvo claro, la realización de su tesis doctoral llevó a este investigador a darle a los resultados de investigación negativos la importancia que se merecen. La idea de recopilar este tipo de resultados en algún soporte cogió forma a través de una publicación digital que hoy puede consultarse en internet: The All Results Journals. La Fundación Félix Delgado Bocos ha premiado esta propuesta en la última edición de sus premios a las mejores ideas innovadoras en la gestión de la I+D+i biomédica. Hablamos con David, que también preside la Sociedad para el Avance Científico (SACSIS), de esta iniciativa y de ciencia en general.

Pregunta. Primer premio en un certamen que ha galardonado ideas innovadoras en la gestión de la I+D+i biomédica, la propuesta “Publicación de resultados negativos de investigación”. ¿Cómo surge esta idea?

Respuesta. En la actualidad, más del 60% de los experimentos científicos fracasan o no llegan a producir los resultados esperados. Como investigador que soy, muchas veces he realizado procedimientos que ya habían fallado anteriormente pero, debido a que esa información no se recoge en ningún sitio, he perdido el tiempo realizando de nuevo esos experimentos. Existe un hueco muy importante en la literatura científica. La idea surgió a finales de 2003-2004 mientras realizaba mi tesis doctoral. Estaba con un experimento que repetía una y otra vez y siempre obtenía resultados negativos. Fue entonces cuando percibí uno de los grandes problemas que existen en la comunicación de la ciencia hoy en día: los resultados negativos de las investigaciones no se publicaban en ninguna revista científica. Entonces decidí que debía crear una revista para este tipo particular de resultados. Fue en 2008 cuando pude terminar de armar los equipos de editores y colaboradores voluntarios externos y fue cuando realmente se puede decir que nació la idea como algo concreto.

P. ¿Por qué publicar resultados negativos de investigación, qué valor aportan a la comunidad científica?

R. A todo el mundo le gusta obtener resultados positivos, pero la realidad es que estos son la minoría, especialmente cuando se habla sobre Ciencia. La mayoría de las revistas científicas sólo publican los resultados positivos, es decir, aquellos que confirman la hipótesis de partida. Por ejemplo, siempre es más vistoso (y fácil de vender) publicar «hemos descubierto 1 proteína que cura el sida», que «hemos descubierto 1.000 proteínas que NO curan el sida». The All Results Journals, en cambio, se centra en los resultados negativos o “secundarios”: documentación experimental de una hipótesis que resulta no ser verdad, u otros experimentos que no confirman una hipótesis específica pero que son, sin embargo, una representación verdadera de ese experimento. Por ejemplo, si un investigador realizara un ensayo basado en células y el experimento no funciona en condiciones específicas o determinadas, sería muy útil que otros investigadores tuvieran acceso a esto datos, ahorrando tiempo y dinero a otro investigador interesado en el mismo experimento.

Hay una enorme fuente de datos experimentales bloqueada en los cuadernos de laboratorios que podrían estar al servicio a la comunidad científica si fuesen publicados en The All Results Journals, debido a que muchos experimentos no producen los resultados o los descubrimientos esperados (A+B=A+B). Este alto porcentaje de investigación con resultados “secundarios” genera una información de alta calidad que merece y debe ser publicada. El objetivo principal de The All Results Journals es recuperar y publicar esta valiosa fuente de información científica. The All Results Journals publica sólo los resultados negativos, con lo cual, la nueva generación de investigadores no gastará su tiempo y dinero en experimentos que repiten los mismos estudios y que generan los mismos resultados negativos.

P. Como comentas, la idea está materializada actualmente en internet a través de la web The All Results Journals. ¿Cuál es el recorrido de este proyecto en la web? ¿Cuántas publicaciones de resultados fallidos hay actualmente?

R. Pues las revistas comenzaron su andadura online en 2008 pero hasta finales de 2009 no obtuvimos artículos de calidad adecuada para su publicación. El primer número de las revistas de Química y Biología se publicó en 2010 y el de Física en 2011, teniendo actualmente un total de 13 publicaciones científicas. Ahora, además, tenemos un número especial de Química centrado en la Organocatálisis que proporcionará varios artículos más el próximo otoño. El número de envíos espontáneos está también subiendo exponencialmente lo que nos motiva a seguir trabajando duramente como hasta ahora. También disponemos de un blog donde escribimos noticias y temas relacionados con resultados negativos en ciencia que generalmente pasan desapercibidos por otros medios.

P. La filosofía de la web está clara “Todos los resultados son buenos resultados” pero ¿cualquier resultado negativo aporta valor? ¿Qué requisitos han de cumplir las investigaciones para ser publicadas en The All Results Journals?

R. Para nosotros todos los resultados tienen el mismo valor, sean positivos o negativos, es conocimiento de un sistema particular que puede ser de utilidad para otro investigador en otra parte del mundo. En la investigación contra el cáncer o en el desarrollo de la quimioterapia, por poner un ejemplo, la tendencia a publicar estos resultados negativos sería fundamental, sin embargo se omiten muchos de estos datos a la comunidad científica provocando una investigación ineficaz. ¿Qué agentes fallan?, ¿en qué tipo de cáncer? y ¿por qué? son las preguntas habituales que normalmente nos planteamos, pero quizás la última de ellas sea la más difícil de contestar. Uno podría conjeturar un tipo de respuestas a estas preguntas basándose en el perfil de la expresión genética, proteómica o de biomarcadores, o que el agente X no es efectivo para el cáncer Y debido a la sobreexpresión del biomarcador Z.

Una revisión de esos resultados focalizada en la ineficacia de un agente para la quimioterapia en particular puede resultar de gran ayuda en la investigación contra el cáncer ofreciendo la oportunidad de compartir los resultados negativos con la comunidad investigadora, contribuyendo de esta manera a desarrollar agentes mucho más eficaces.

Los artículos publicados en The All Results Journals son sometidos a revisión por pares, el mismo proceso que siguen normalmente los artículos publicados en las revistas científicas tradicionales, para asegurar la novedad, la veracidad y la correcta metodología de los experimentos. Así que sólo son aceptados y publicados los artículos que cumplen con los requisitos de calidad normalmente requeridos por la comunidad científica, aunque estén focalizados en resultados negativos.

P. Está claro el valor de la publicación de las investigaciones fallidas, la cuestión es ¿por qué no se publican más?

R. En nuestro equipo hemos analizado algunas razones que son posibles para explicar esta falta de publicación de resultados negativos. La primera es lo que se conoce internacionalmente como “publication bias”, la decisión por parte de editores de revistas científicas de no publicar resultados negativos por razones ideológicas o económicas. Como he reflejado anteriormente, es más fácil vender un articulo sobre un medicamento que cura el VIH que otro que analice 10 fármacos que no lo curan. También puede estar lo que nosotros denominamos “author bias” en la cual el autor, al tener resultados negativos en su experimento, puede sentirse derrotado y no quiere que nadie sepa de este experimento, con la consiguiente pérdida de conocimiento para la comunidad científica. La tercera causa que personalmente creo que es la causa principal por la que no se publican este tipo de experimentos es la falta de tiempo del investigador para analizarlos seriamente y para sentarse a escribirlos. El investigador vive día a día en un maremágnum de obligaciones y tareas que hacer: diseño de experimentos, coordinar estudiantes de doctorado, escribir proyectos de investigación, búsqueda de sponsors, colaboración con otros investigadores y/o empresas, preparación de clases, conferencias, claustros, etc. Además se suman sus correspondientes obligaciones familiares, por lo que es fundamental tener un sistema de gestión del tiempo eficaz.

P. Parece que el investigador tampoco se libra de esa “falta de tiempo” tan extendida entre otros muchos profesionales y, en este sentido, sabemos que también has estado involucrado en el proyecto de creación de un Manual de Gestión del Tiempo exclusivo para Investigadores. ¿En qué consiste este proyecto?

R. Desde hace bastante tiempo he estado analizando la gente que triunfa y los factores de por qué triunfa y todos ellos tienen algo en común: un sistema óptimo de gestión del tiempo. En este sentido fue muy útil mi estancia postdoctoral en USA donde casi todos los investigadores principales están constantemente evaluados y disponen de sistemas de gestión del tiempo bastante prácticos. Para aumentar mi formación en esta importante área realicé un master en “Time Management” que he aplicado con éxito al mundo de la investigación desde entonces. Propuse a la junta directiva de la Sociedad para el Avance Científico (SACSIS) que sería muy útil para la comunidad científica hispano-parlante tener una guía fundamental de gestión del tiempo para investigadores (puesto que no hay nada específico para nuestro sector) y se decidieron a publicarlo. Hemos publicado un manual gratuito de introducción a la gestión del tiempo para investigadores que puede descargarse aquí:

http://www.mastiempoparainvestigar.com/2012/05/gestion-del-tiempo-informe-gratis.html

P. La Sociedad para el Avance Científico (SACSIS) está detrás de todos estos proyectos, tanto The All Results Journals como de la creación de este manual gratuito sobre gestión del tiempo. ¿Cuál es el origen de esta Sociedad y cuáles son su principales objetivos?

R. SACSIS es una organización científica sin ánimo de lucro que tiene como objeto y finalidad general contribuir al avance científico y a la prevención del sesgo editorial que sufren los resultados negativos de las investigaciones científicas. Como organización no lucrativa sus estatutos promueven actividades relacionadas con la formación de jóvenes investigadores, talleres y seminarios educativos científicos, colaboración con empresas, etc. Para más detalle se puede visitar la web: http://esacsis.arjournals.com/p/objetivos.html

P. ¿En qué otros proyectos se encuentra volcada la Sociedad para el Avance Científico?

R. Aparte de la formación específica de investigadores en gestión del tiempo, estamos trabajando en otro programa de formación científica online gratuita para estudiantes de secundaria en colaboración con la ONG estadounidense “Khan Academy”. Hemos solicitado subvenciones al ministerio y a la Junta de Andalucía para poder contratar a un especialista y empezar este proyecto, aunque las perspectivas económicas actuales hacen peligrar esta iniciativa.

P. Hablamos ahora más en general de dos temas clave en tu carrera profesional: investigación e innovación. ¿Cuál es para ti la relación entre ambos?

R. Desde mi punto de vista sin investigación no puede haber innovación, son dos elementos intrínsecamente ligados. También decir que sin inversión tampoco puede haber investigación, esto es un problema y parece que nuestros políticos no se han dado cuenta (o no han querido darse cuenta). Sólo hay que fijarse en que los países que mejor están sorteando esta crisis económica, no por casualidad, son los que más han invertido en investigación. La I+D tiene su propio ritmo, no genera beneficios en 2 meses. Necesitamos una política de investigación a largo plazo y con presupuestos estables, no cortoplacista como la que vivimos en España desde hace años. Además, ¿qué profesional (investigador o no) puede desarrollar todo su potencial sin la respectiva estabilidad laboral?

P. ¿Y si hablamos de investigación e innovación y añadimos la palabra negocio? ¿Qué opinión te merece la idea del “científico emprendedor”?

R. Me parece que es justo lo que necesita el sistema científico español. En España tenemos excelentes investigadores que realizan proyectos de muy alta calidad con presupuestos mucho más bajos que nuestros vecinos europeos (no digamos americanos). En ese caso somos bastante emprendedores, en el sentido de que obtenemos recursos de donde aparentemente no hay.

En cuanto al emprendedor que monta empresas, yo creo que nos falta un engrase del sistema de protección de datos y de transferencia hacia empresas, así como un apoyo directo a la creación de empresas científico-tecnológicas en sectores como la Química o la Biomedicina. También falta un poco de formación en temas fundamentales de administración de empresas, puesto que normalmente somos especialistas en campos muy alejados de ambientes económicos. Yo recomendaría al investigador que quiera montar una empresa que haga algún MBA o curso de administración de empresas similar, son muy útiles y te dan una visión más amplia de lo que creías que iba a ser tu empresa.

P. Por último David, parece que tu idea confirma algo que en tiempos de crisis se dice mucho y algo a lo que aluden unos cuantos refranes populares… ¿de los fracasos se puede aprender incluso más que de los éxitos?

R. La verdad es que se aprende de todo, tanto de los éxitos como de los fracasos. El problema, hasta ahora, es que la gente no publicaba los fracasos. Pero con The All Results Journals los investigadores tenemos un medio para publicarlos, por lo que se cataliza la generación de nuevo conocimiento. Además es la única publicación con filosofía Total Open Access (dónde ni el autor ni el lector deben pagar nada para publicar o acceder al contenido de los artículos) y esperamos que más revistas y editoriales se adhieran a esta nueva forma de publicación.

Redacción: Ana Belén G. Carballal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s